Aram, una colección con el sello de Oki Sato (Nendo)

Oki Sato es el fundador y alma de Nendo, el estudio de diseño que, con base en Tokio y Milán, ha conseguido revolucionar el estilo tradicional japonés. Nacido en 1977 en Canadá, Sato se formó como arquitecto antes de dar el salto al diseño industrial en 2002. Premiado y reconocido globalmente por la forma en que ha sabido dar un giro a la armonía y simplicidad japonesas, en esta entrevista nos habla de su segunda colaboración con GAN: los delicados taburetes y mesitas multiuso Aram. Descubre su historia.


¿Cuándo empezó tu colaboración con GAN?
Nuestros caminos se cruzaron en 2012.


¿De dónde sacaste la idea de esta colección de taburetes y mesas bajas?
Me basé en una técnica tradicional india de fabricación de muebles que teje alambres metálicos alrededor de una estructura de metal. La separación entre los alambres se ensancha gradualmente, lo que crea un efecto de gradación. Así que el diseño se creó modificando ligeramente una técnica que ya existía.


¿Qué te inspira?
Soy como una centrifugadora en movimiento constante y un pez que moriría si no siguiera nadando. Si me concentro en solo uno o dos proyectos, solo puedo pensar en uno o dos proyectos. Pero si pienso que trabajaré en cerca de 400, me relaja.


¿Cuál es tu filosofía del diseño?
Darle a la gente un “pequeño momento”. ¡Hay tantos pequeños momentos escondidos en nuestro día a día! Pero no los reconocemos. E incluso cuando lo hacemos, tendemos inconscientemente a reajustar nuestras mentes y olvidar lo que hemos visto.


Nosotros creemos que estos pequeños momentos son los que hacen nuestra vida cotidiana tan interesante y rica. De ahí que queramos reconstituir lo cotidiano recopilando y transformando esos momentos en algo que sea fácil de entender.

Nos gustaría que las personas que se han encontrado con diseños de Nendo hayan experimentado intuitivamente estos momentos mínimos. Este es el trabajo de Nendo.

Premiado como el Diseñador del Año por la revista británica Wallpaper, las creaciones de Oki Sato se pueden ver en los museos más prestigiosos del mundo, como el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MOMA), el Victoria & Albert Museum de Londres, el Centre Pompidou de París o el Israel Museum de Jerusalén.